Relatos

Perdida

tumblr_inline_occf0khWqA1soev3e_1280.jpg

Distraída, todo te fastidia, no ves bien y no quieres ver bien. No encuentras qué ponerte, te duele la cabeza todos los días a las 5:00 p.m.; vas, vienes, dejas de comer, caminas hacia atrás, te cortas el pelo, no quitas la mirada del techo, corres, cantas bajito, miras las ardillas desde la ventana, tomas café, te haces un tatuaje y tomas más café; también lloras, lloras mucho. Un día te levantas, te maquillas, te pones los zapatos de flores o los azules, ahora te da lo mismo. Bajas las escaleras jugando con las llaves. Te subes al carro, pero esta vez no pones música. Afuera llueven hojas cargadas de agua. Diez minutos después, te parqueas y subes 37 escalones. Cuando llegas, ya estabas allí, sentada al lado de la puerta. Te paras al lado y te dices: “Vamos, es todo por hoy”. Te tomas de la mano y te vas.
Cuando me pierdo, me busco en la puerta de tu casa.

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s